Cosas que no debes dejar de probar cuando viajes a Calella

Si te has animado a pasar unos días de vacaciones en los magníficos apartamentos Casablanca en Calella, debes saber cuáles son algunos de los platos y de las bebidas que no puedes dejar de probar cuando llegues a esta zona del Mediterráneo.  

Platos imprescindibles en Calella  

La gastronomía de Cataluña se caracteriza por su calidad, su riqueza y por lo saludables que son sus productos, y por supuesto, Calella no podía ser menos. Para empezar, a la hora del desayunar no puede faltar el tradicional pan con tomate o pan tumaca. A la hora de la comida, entre los platos más tradicionales que vas a poder degustar en tu estancia en este destino está el arroz negro, así como el suquet de pescado, un delicioso guiso de pescado servido con patatas. Pero antes de comer, nada mejor que un rico vermut, una bebida que resulta tan sencilla como reconfortante y que te abrirá el apetito antes de tu comida principal.

Si prefieres la carne, también podrás probar exquisitas piezas a la brasa. Si pruebas la carne de Olot, considerada como una de las mejores de toda Cataluña, no te arrepentirás. Por supuesto, una buena comida en Calella tiene que estar regada con un excelente vino, máxime teniendo en cuenta la gran cantidad de vinos con denominación de origen que hay en Cataluña. Un vino blanco resultará perfecto en el caso de que elijas pescado para comer, en cambio, si optas por la carne, lo mejor será un vino tinto. De postre una apuesta segura es la crema catalana.